Posicionamiento Megalópolis CNDS-PAN

megalopolis

Posicionamiento Megalópolis CNDS-PAN

Preocupados por la grave situación de contaminación atmosférica que se vive en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), esta Coordinación Nacional de Desarrollo Sustentable expone lo siguiente:

Reconocemos que la ZMVM es una de las más y mejores monitoreadas desde el punto de vista de calidad del aire del país.

Apoyamos la gestión de la calidad del aire por cuencas atmosféricas para atender la particularidad de cada una de ellas como lo es la cuenca atmosférica del Valle de México, como se demuestra con los distintos Programas de Calidad del Aire (PROAIRE) que se cuentan para esta zona desde inicios de los años 90. El último y actual es el PROAIRE 2011-2020.

Hacemos notar que los PROAIRES que se han implementado en la ZMVM durante los últimos 20 años han tenido un impacto significativo en la mejora de la calidad del aire y la reducción de los índices de concentración de varios contaminantes.

 

A pesar de lo anterior la Ciudad de México mantiene el primer puesto en cuanto a contaminación por ozono se refiere y el cuarto en material particulado (PM2.5 y PM10).

 

No pasan desapercibidos los beneficios del Programa Hoy No Circula como lo fueron la reducción entre un 25 y un 70 % de la emisión de contaminantes atmosféricos; la renovación de la flota vehicular; y el fomento del uso de otros esquemas de movilidad. Como también las desventajas del mismo como son: incrementar el parque vehicular alrededor del 3%; que no se aplica en toda la ZMVM; y la falta de medidas complementarias para promover la reducción de viajes en vehículos de bajo desempeño ambiental.

 

Vemos con preocupación que desde 2012 hasta la fecha esa tendencia positiva se ha revertido hasta llegar a los niveles actuales de concentración de ozono que en días pasados llegó hasta los 192 puntos IMECAS.

 

Hacemos notar que hasta 2012 se contaba con una Comisión Ambiental Metropolitana (CAM) cuya función esencial era precisamente elaborar, implementar y monitorear el PROAIRE. Dicha Comisión la conformaban el Gobierno Federal a través de la SEMARNAT (quien la presidía), la Secretaría de Salud, la Secretaría de Educación Pública, la Secretaría de Desarrollo Social entre otras, así como el Gobierno del Distrito Federal y el Gobierno del Estado de México.

 

A partir de octubre de 2013 se transformó la CAM por la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), para incluir a los gobiernos de los estados de Hidalgo, México, Morelos, Puebla y Tlaxcala diluyendo así la política de calidad del aire y olvidando su gestión a través de cuencas atmosféricas.

 

Vemos con preocupación adicional que las ocho estrategias del PROAIRE 2011-2020 que incluyen acciones para proteger la salud de la población, mejorar la eficiencia energética en la industria y el transporte, el manejo adecuado de las áreas naturales, el replanteamiento de la estructura y el crecimiento urbano de la zona metropolitana, han sido olvidadas y por tanto abandonadas por la CAMe.

 

La modificación al Programa Hoy No Circula para permitir que autos con una antigüedad mayor a 8 años circularan, permitió la entrada de casi un millón de autos a la circulación, provocando una contaminación exponencial por la antigüedad de los mismos y por el congestionamiento vial asociado, adicional a las medidas locales que han provocado dichos congestionamientos viales.

 

Hacemos un llamado al actual gobierno federal a través de la SEMARNAT y los gobiernos de las entidades que conforman la CAMe, a dejar de privilegiar el transporte privado y dejar a un lado la política de improvisación.

 

Pedimos que con miras al bien común, fortalezcan el transporte público, poco o nada contaminante; prohíban o regulen la circulación de vehículos cuyo único propósito sea el de la publicidad móvil; promuevan esquemas flexibles de reducción de emisiones de la industria; reduzcan las emisiones provenientes del corredor industrial Tula-Vito-Apaxco; atiendan otras fuentes de contaminación sobre todo de precursores de ozono, como son: las estaciones de servicio, las lavanderías de lavado en seco, las actividades de pintura al aire libre, la emisiones de gas LP en actividades de distribución y llenado tanto en instalaciones domésticas, como comerciales y en el transporte; implementen una campaña agresiva de reforestación y de recuperación de espacios públicos y de transformación de espacios industriales por espacios verdes, dejando de lado su transformación por espacios comerciales, que sólo fomentan el transporte privado y provocan congestionamiento vial; pongan en el centro de la preocupación a las personas discapacitadas y con dificultades de movilidad; e implementen una estrategia eficaz de educación ambiental, entre otras muchas medidas.

 

Acción Nacional exige enfrentar la crisis de la calidad del aire de forma holística, en donde se incluyan acciones de manejo integral en temas como son agua, residuos sólidos, prevención de incendios forestales, control en la emisión de los gases contaminantes de las industrias, tasa cero en deforestación, utilización de energías renovables, actualización de las normas oficiales mexicanas relativas a la calidad del aire, mejorar la calidad de la gasolina, incentivos fiscales para tecnologías limpias, entre muchos otros, ya que si se siguen implementando las mismas acciones –como el Hoy No Circula- invariablemente obtendremos los mismos resultados.

 

De esta manera, Acción Nacional hace un llamado a poner en el centro de las preocupaciones y del interés a la persona humana y especialmente a los más necesitados y dejar a un lado, el interés de quienes tienen el poder económico para enfrentar esta grave situación.